Novedades

16 jun 2012

Cátedra propia

En su sexto disco, Estelares abandona su lado más melancólico y tanguero, ese que vio su cima en Sistema nervioso central y que tan bien aprovechó el combo en Una temporada en el amor.

Estelares, El costado izquierdo

Estelares, El costado izquierdo

El costado izquierdo profundiza el Beat N°1 de Los Gatos, lo cruza con arreglos de cuerdas y vientos dignos de las épocas doradas y más vendedoras de la Electric Light Orchestra y el Fleetwood Mac de fines de los setenta, y lo remata con un inusitado optimismo musical. La materia “Música popular rockera”, que en los últimos años tuvo como docentes destacados tanto a Los Auténticos Decadentes como a Babasónicos y a Andrés Calamaro, pone a la banda en condiciones de reclamar su propia cátedra.

En El costado izquierdo hay dúos (la esperanzada “Aleluya” junto con Enrique Bunbury y el tecno pop de “Internacional” con Ale Sergi), guiños al ya citado Calamaro (el aire Rodríguez de “El último beso”) y hits indiscutibles (“Doce chicharras”). Y cuenta con el plus de la afilada pluma de Manuel Moretti, que le canta a su formación autodidacta (“Rimbaud”) y recuerda viejos y nuevos amores (“Sólo por hoy”, “Julia”, “Playa Unión”): todo desde ese lugar de celebración que ya es su marca de estilo. “Armemos un puente, juguemos, mi amor. Hagamos una fiesta, invitémoslo a Dios”, dice Moretti en “Islas”, y suena como si Adrián Cayetano Paoletti viviera en el Abasto. Producido por el propio grupo, El costado izquierdo debería poner a Estelares en el lugar popular de privilegio donde desde hace años los ubica la crítica. Y, al mismo tiempo, hacer que engrosen el palmarés rockero de La Plata, que ya tiene a Virus y a Los Redonditos de Ricota como a sus ciudadanos ilustres más destacados.

Por Pablo Strozza | Revista XXIII

Shows

ver más
Dunlop

Powered by WP Bannerize

Flecha

Powered by WP Bannerize

Seguinos en:

Suscribite a nuestras noticias!

Loading...Loading...


ir arriba